Bomberos 24

Elevan a 86 los muertos por Alud en Guatemala

Guatemala.- La cifra de fallecidos tras el derrumbe en la noche del jueves en la colonia El Cambray II, en Santa Catarina Pinula, asciende a 86, mientras que los desaparecidos descienden a 300, según los últimos datos actualizados a las 19.00 horas por la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (CONRED) y los Bomberos Voluntarios. Así, las labores de rescate han concluido a las 19.30 horas de esta tarde, momento en el que comenzó a llover, si bien se reanudarán este domingo a las 06.00 horas.

Uno de los seis últimos cuerpos encontrados en las últimas horas ha sido el de un menor de 7 años, mientras que también se ha hallado una extremidad de un cuerpo sin identificar. De las 86 personas fallecidas, solo cinco están sin identificar y, según ha anunciado el portavoz de Bomberos Voluntarios, Julio Sánchez, durante este domingo se tratará de lograr identificarlas, ya que en caso contrario, serán enterradas “como xx”.

Preguntado sobre si hay alguna posibilidad de encontrar a algún superviviente tras 48 horas del derrumbe causado por las fuertes lluvias, Sánchez ha asegurado que no se descarta esa posibilidad, porque “la esperanza es lo último que se pierde y realmente no queremos descartarlo”. No obstante, ha admitido que tras dos días de trabajo, los hechos demuestran que “solo se ha encontrado una persona con vida este viernes a las 11.00 horas, mientras que el resto han sido fallecidos”.

Además, ha revelado que las casas que se han logrado desenterrar, gracias a la ayuda de las excavadoras, algunas de ellas del Ejército, se ha comprobado que están inundadas por la crecida del río, por lo que todos los cuerpos “estaban flotando en el agua en un estado de putrefacción”.

Sánchez también ha anunciado que, a partir de este domingo, se reducirá el número de efectivos que trabajarán en las labores de recuperación de cuerpos, después de que este sábado hayan estado trabajando 1.293 personas a las que se han sumado 500 militares y cientos de voluntarios. “Antes de las seis de la mañana decidiremos qué personal se va a reducir”, ha avanzado.

Mientras, el ministro de Defensa, Williams Mansilla, ya ha adelantado que a partir de este domingo, ya no podrán participar en el rescate los voluntarios que pala en mano han estado durante las últimas horas removiendo la tierra con la esperanza de encontrar a alguien con vida.

Así, dijo que habrá más operaciones con maquinaria, mientras que el terreno está cada vez más débil, por lo que se podría poner en peligro la vida de los particulares que vienen de “buen corazón”, pero, a su juicio, se necesita de “orden y control”. En este sentido, el Ejecutivo guatemalteco estima reducir la cifra de efectivos en el terreno a unos 250.

El cerro aún es inestable

De momento, la CONRED ha informado que tras el derrumbe, que afectó a unas 125 viviendas, solo se han localizado a 34 personas vivas que residían en la zona afectada, situada en la ladera de una colina y que se vio sepultada por un alud de tierra al colapsarse uno de los cerros.

Precisamente, el portavoz de la CONRED en la zona, Sergio Cabañas, ha advertido de que el lugar en el que se produjo el deslizamiento se considera aún inestable y, por tanto, “puede ser” que se produjera otro derrumbe, tal como lo demostraron este viernes diez drones que sobrevolaron el cerro afectado. Sin embargo, ha lamentado que tras el colapso de la colina, algunas personas decidieron continuar viviendo en sus casas a pesar de que la Municipalidad pidió a todos los vecinos cuyas viviendas no se habían visto afectadas, que abandonaran el lugar.

“Ustedes conocen a la población guatemalteca y la mayoría no se quiso ir y se levantó un acta por parte de la Municipalidad para que ellos quedaran responsables y que estaban notificadas de que esa zona puede colapsar”, ha recalcado, al tiempo que ha afirmado que en los dos albergues habilitados pernoctan 172 personas.

Pese a que este mediodía Cabañas ha rechazado “por el momento” cualquier ayuda internacional y ha advertido de que “así vengan 10.000” equipos se les va a rechazar la entrada al lugar en el que se llevan a cabo las operaciones de rescate, esta tarde llegó a Guatemala un avión con rescatistas procedentes de México.

Este domingo se cumplen 72 horas desde que se produjese el derrumbe, si bien, tal como ha señalado este mediodía el portavoz de la CONRED, las labores de búsqueda se podrían alargar 72 horas más.

Finalmente, Sergio Cabañas pidió a los ciudadanos que sobrevivieron al desastre que informen de que siguen con vida al teléfono de la Municipalidad de Santa Catarina Pinula, 1525, con el fin de que dejen de formar parte de la lista de desaparecidos.

fuente: www.elmundo.es

Compartir este Articulo:

Noticias Relacionadas

Comentarios