Bomberos 24

Los bomberos de San Vicente cumplen hoy 63 años

Pais: Argentina –

Buenos Aires.- 63 años de “sacrificio, valor y abnegación”. Un 9 de enero de 1955 quedaba oficialmente constituida la Asociación de Bomberos Voluntarios de San Vicente. Los pioneros fueron Aldo Ginocchio, Juan Ginocchio, Coco Caballero, Carlos Gioiosa y Félix Cazorla.

En la actualidad, el cuerpo de San Vicente está conformado por más de 70 bomberos -hombres y mujeres- que se dividen entre el cuartel central y el destacamento de Alejandro Korn. También hay unos 30 integrantes del cuerpo de reserva y una escuela de cadetes, con los jóvenes en formación. Ninguno de los integrantes cobra por realizar su tarea; todos son voluntarios.

El jefe del Cuerpo es el comandante Gustavo García desde abril de 2017. En Alejandro Korn, el titular es Eduardo Behrenz, acompañado por Soledad Barraza. Y la comisión directiva, que se encarga de los temas administrativos y trabaja para generar los recursos económicos para solventar la actividad, es presidida desde hace largos años por el doctor José Alberto Spala.

La institución también cuenta con tres brigadas especializadas: en Altura, en Rescate Acuático, y en Materiales Peligrosos.

Pero 63 años atrás las cosas eran muy distintas. Según el recuerdo de Aldo Ginocchio -fallecido en septiembre pasado a los 91 años-, la iniciativa de formar un plantel de bomberos surgió del entonces Presidente Juan Domingo Perón.

“Una vez llegaba Perón al pueblo, y se incendiaba una casa, pero no había bomberos para apagarla. Entonces le ordenó al comisario Fernández que forme un cuerpo de voluntarios. Ahí empezó todo”, le contó don Aldo a El Diario Sur en una entrevista en 2016.

Los bomberos pioneros eran empleados en la fábrica de lavarropas de Bondoni, y usaban los pantalones y camisas de trabajo de “grafa” como uniformes, según el relato de Ginocchio. “Me acuerdo que le pusimos una cinta roja en la costura, y así desfilamos el primer 25 de Mayo. Después organizamos una kermesse para comprar mejores”, había dicho.

El primer espacio físico para los bomberos estaba ubicado en el entonces bar de José Bellanza, donde actualmente está la confitería Clock. Entre cascos de lata, baldes de albañil y un tractor prestado por la municipalidad, apagaban con agua de la laguna los pocos incendios que se producían en aquel tiempo, mayormente en la zona rural.

Luego se trasladaron al actual cuartel de la calle San Martín, que era inicialmente un galpón pequeño, y la delegación de Lomas de Zamora les cedió un camión Dodge 27.

“Salíamos en el Dodge y era increíble, pero los chicos que andaban en bicicleta iban más rápido que nosotros”, rememoró Mario Cedro, otro bombero histórico. “Había unos banquitos para sentarse y una manguera fija a la que no se le podía regular el chorro de agua”.

fuente y foto: www.eldiariosur.com

Compartir este Articulo:

Noticias Relacionadas

Comentarios