Bomberos 24

Bomberos voluntarios de San Juan, los héroes detrás de los animalitos

Argentina.- Gatos, perros y caballos, son las figuritas repetidas para los bomberos voluntarios de San Juan. Es que su trabajo no solo implica apagar incendios sino también salvar a aquellos que se encuentren en peligro, ya sean seres humanos o animalitos. Diario La Provincia dialogó con 3 rescatistas locales para saber los entretelones de esta práctica, a veces, arriesgada.

El agente Romera, de la dotación de Rawson, lleva 23 años como voluntario. Asegura que ha visto de todo, inclusive hasta un puma. «Gracias a Dios, la mayoría de los rescates son satisfactorios. Uno lo sigue haciendo precisamente por eso, por la satisfacción que queda luego de realizado el trabajo”, expresó el voluntario. Este es un punto en el que todos coinciden, porque sin importar los años que lleven comprometidos con estas instituciones, no deja de ser un aporte a la sociedad, sin ánimo de lucro.

Al rescate del corsel

«Todos los bomberos estamos capacitados para rescatar animalitos. Los más difíciles de rescatar son los caballos, son muy grandes y no sabés la reacción que van a tener cuando lo estamos sacando, porque no usamos dardos tranquilizantes ni nada de eso. Lo tenemos que sacar como está, y a veces el animal, por instinto tiende a reaccionar”, contó el agente Luna de la dotación de Chimbas. «Hace dos meses tuvimos el rescate de un equino en la calle Alfonso XIII. Nos demandó más de cuatro horas. El caballo se cayó en un pozo de agua que no estaba siendo utilizado y que por un descuido del propietario de la finca había quedado mal tapado. Colocamos una serie de aparejos para poder sacarlo. Lo primordial es la satisfacción que se siente al realizar este trabajo”, recordó Romera sobre un arduo trabajo con equinos.

Los mejores amigos del hombre… y de las cunetas

«Lo más común es sacar gatos o perros de debajo de un puente. Hace poco estuve en un rescate de una perrita que estaba con sus cachorros que ya eran grandecitos debajo de una cuneta. La perra era muy querida en el lugar, y fue a avisarle a los vecinos que les estaba entrando agua a sus hijitos. Ellos sacaron uno, pero no pudieron con los otros. Ahí nos llamaron a nosotros y demoramos unas 4 horas”, contó Darío Fernandez, quien desde hace casi 5 años se desempeña en Rawson.

Más vale maña

Debajo de un puente, en el fondo de un pozo o entre medio de paredes, los animalitos se pueden quedar atrapados en cualquier lugar y sacarlos requiere de un poco de técnica y mucho de experiencia: «Tenemos cábreas, cuerdas, y una serie de elementos que dependiendo de dónde esté el animal, nos ayudan a sacarlo”, aseguró Romera.

«Siempre tratamos de que vaya un bombero flaquito, chiquito, que pueda entrar con facilidad. La última opción es romper el puente o el lugar en el que esté, porque no queremos perjudicar el bien material de las otras personas, pero si no queda otra, lo hacemos”, sentenció Luna.

fuente: www.diariolaprovinciasj.com

Compartir este Articulo:

Noticias Relacionadas

Comentarios