Bomberos 24

Honores para bombero caído en deber

Ecuador.- Delegaciones de todos los cuerpos de bomberos de la provincia llegaron ayer a Paute para rendir honores a Ismael Ortiz, primer jefe de los Bomberos de ese cantón, quien falleció la mañana del martes mientras cumplía con la búsqueda del cuerpo de una mujer en el río Paute.

A las 15:00 de hoy se cumplirá la misa por el descanso de su alma, luego su cuerpo será trasladado a Cuenca para ser cremado, siguiendo la que fue su última voluntad. Sus cenizas serán arrojadas al río Paute, el mismo río que le arrebató la vida.

Ayer el Cuerpo de Bomberos y el Municipio de Paute celebraron ceremonias en honor a la memoria del rescatista. Al pesar se sumaron los cuerpos de bomberos del país, la Gobernación del Azuay y los municipios de la provincia, entre otras entidades públicas y privadas.

Detalles

Miguel Benavides y Edison Curillo, bomberos que acompañaban a Ortiz al momento de su muerte, se encuentran aún impactados por el hecho. Pablo Arcentales, quien lo acompañó desde tierra en el operativo, no comprende cómo alguien tan experimentado se ahogó.

Arcentales, quien fue compañero de Ortiz por más de 15 años, recuerda que el martes se reunieron a las 09:00 en el destacamento de Paute y planificaron la búsqueda. Ismael no estaba en la lista de personas que subirían al bote pero a última hora decidió embarcarse.

“De un rato al otro se puso el overol, incluso le tuve que decir que se saque antes el pantalón jean que tenía puesto para que en caso de que se caiga al río tenga menor peso”, recuerda su compañero. “Yo iba a estar en el equipo del bote pero él me dijo en son de broma, mejor vos que nos lleves, haz nomás de chofer”, comenta Arcentales.

El equipo se dirigió a un punto entre la zona de San Ignacio y el Puente Europa, se tomaron una última fotografía y partieron aguas abajo a las 10:00, una hora y 45 minutos después se escuchó en la radio la clave correspondiente a “Bombero Caído”, y se activaron todas las alarmas.
Fernando Figueroa, segundo jefe del cuerpo de bomberos de Cuenca, relató que a las 12:10 conocieron en el ECU-911 que se viró el bote, de inmediato se coordinaron acciones con los bomberos de Gualaceo, Guachapala y Paute. Se contó también con el apoyo del helicóptero de la Policía.

El cuerpo fue hallado en el sector de Dug Dug, los bomberos de Paute recuerdan que lo vieron flotar y pensaron que Ortiz había sobrevivido, pero al acercarlo a la orilla no tenía signos vitales, trataron de reanimarlo pero todo esfuerzo fue en vano.

Dolor

Envuelta en llanto Eulalia Jara, madre del bombero, repetía que Ismael, “era un buen hijo, un buen padre y un buen esposo, no se merecía morir”. La última vez que habló con él fue mediante teléfono, Ismael la llamó antes de embarcarse en el bote en el que perdió la vida, “sólo me dijo mamá por favor cuide a mis hijos”, comentó la dolida mujer.

La esposa de la víctima, Mariuxi Ordóñez, recuerda que el lunes el bombero no debía ir al trabajo, “tuvo que reemplazar a alguien por eso se fue”, asegura. “Siempre le decía que tenga cuidado, que piense en sus dos hijos, que no se arriesgue demasiado, pero su vocación fue más fuerte”, añadió. Para ella y sus dos hijos de dos y cuatro años de edad, Ismael, “siempre será un padre cariñoso, un buen esposo y un héroe”, comentó.

Sus compañeros no tienen palabras para describirlo, era el mejor nadador del grupo y recorría el río en bote desde que a sus 18 años se unió a los bomberos en Paute, cantón donde hoy las banderas ondean a media asta y el pueblo está de luto por la partida de uno de sus hijos más queridos.

fuente: www.eltiempo.com.ec

Compartir este Articulo:

Noticias Relacionadas

Comentarios